Ya hemos hablado de todo lo que se trajeron los conquistadores de España. Sin embargo, no hemos mencionado todo lo que aportó el pueblo americano en el contacto cultural que se produjo allá por el siglo XV. En un viaje de ida y vuelta, tenían que aprender unos de otros.

Los americanos aportaron conocimientos en técnicas para gestionar el agua en las plantaciones, astronomía, matemáticas muy avanzadas, técnicas de ecología, ingeniería antisísmica, conocimientos extensos en astronomía, que sirvieron, por ejemplo, para mejorar el calendario que traían los europeos. También tenían conocimientos en farmacia, urbanismo, arquitectura, técnicas textiles, orfebrería, cerámica andina, técnicas de sembrado y recolección de frutos, instrumentos de trabajo, como telares. A pesar de que los americanos aprendieron el español como su nuevo idioma, muchas de sus palabras precolombinas lograron colarse en el castellano y desde entonces, no se han perdido. Tal es el caso de la palabra huracán, por ejemplo.

En cuanto a comida, de América se consiguieron algunos de los productos más consumidos hoy en el mundo y que son fuente principal de alimento de la mayor parte de población de la tierra:

  • El maíz. Uno de los cereales más producidos en el mundo. Muy consumido desde épocas precolombinas, Colón lo descubrió en los cuellos de los indios caribes, pues llevaban collares hechos con palomitas.
  • El tomate, que fue muy bien recibido en España porque se cultivaba muy fácil en el clima mediterráneo. Primero llegó en color verde y, más tarde, llevaron los rojos, que han tenido más éxito. De hecho, hoy en día, España es uno de los principales productores de esta baya.
  • El frijol. Judías, habichuelas o alubias, todas son lo mismo. De todos los colores y formatos, se incorporaron en España a una gran variedad de cocidos, guisos y potajes.
  • La papa o patata. Primero lo trajeron como curiosidad para el estudio de la botánica. Después, se convertiría en uno de los alimentos más básicos de la gastronomía española.
  • La vainilla, el fruto de una orquídea que nos da ese aroma tan suave. Los precolombinos la echaban al chocolate para darle un sabor diferente. El nombre tiene una terminación muy española, y es que a los conquistadores les pareció que el fruto era una vaina pequeña.
  • El girasol, la planta que mira al gran astro, era venerada como un dios solar por algunos precolombinos. Gracias a ella hoy tenemos aceite de girasol y pipas.
  • Ajíes, pariente del tomate, pero más picante, al igual que el pimiento, también originario de América.
  • El cacao. Los americanos lo tomaban a modo de bebida y le daban tanta importancia que solo lo consumían reyes y nobles, y en ocasiones se usaba como moneda. Moctezuma fue el primero en dar a Cortés una taza de chocolate aromatizado con vainilla. Cuando lo llevaron a España solo hizo falta agregarle azúcar para darle un sabor más dulce.
  • Frutas tropicales, como los aguacates, los plátanos (que no bananos), la piña, la papaya, la guayaba, el mamey, la chirimoya,etc.

    Moctezuma tomando chocolate (Fuente: Google)

De América también trajeron animales, los exóticos como el jaguar, que eran muy codiciados, pues con ellos podían comerciar pieles. Las flores también fueron un artículo importante, tanto así, que hoy en día Colombia es uno de los principales exportadores de flores del mundo. Algunas de las flores exóticas que encontraron los españoles pueden verse hoy en el Jardín Botánico de Madrid.

¡El chicle! No podía olvidarlo.

Otro de los artículos estrella fue el tabaco, producto que usaban las culturas precolombinas en rituales y ceremonias sagradas, para inhibirse. Hoy en día se sabe que tiene multitud de efectos negativos sobre la salud, pero, aun y todo, hay miles de personas que dependen del tabaco por la adicción que provoca.

En cuanto a lo malo, al igual que los españoles trajeron enfermedades, también se cogieron alguna por aquí. Es el caso de la sífilis, que tuvo graves consecuencias cuando llegó a Europa.

Como ven, no fue solo oro y plata lo que se llevaron los españoles :)